Internet en una Red en la que navegan todo tipo de personas, por lo que para hacer un uso responsable se deben conocer los riesgos que supone el contactar con personas desconocidas a través de las redes sociales

GROOMING

Cuando una persona adulta se gana la confianza de un/una menor por Internet para obtener favores sexuales hablamos de GROOMING: acoso sexual a menores en la Red.

El acosador utiliza todas las estrategias a su alcance para hacer chantaje sexual a través de la comunicación por las nuevas tecnologías.

Frecuentemente el acosador sigue los siguientes pasos:

1. Contacta con el/la menor

La persona adulta se gana la confianza del/la menor chateando, mandando mensajes, por redes sociales: quiere engañarle haciéndose pasar por alguien amable, con gustos e intereses parecidos, para seducir y gustar.

Puede que el acosador se haga pasar por otra persona, por ejemplo, utilizando fotos y videos de jóvenes y adolescentes.

Su objetivo es ganarse la confianza, para obtener imágenes comprometedoras y, una vez conseguidas, hacer chantaje sexual.

2. Le propone sexo virtual

Cuando el acosador ha seducido al/la menor y se ha ganado su confianza a través de sus artimañas, comienza a proponerle un paso más en la relación, convenciendole de que encienda la web cam para verle y pidiendo fotos y videos subidos de tono.

3. Comienza el ciberacoso sexual y el chantaje

Cuando el acosador obtiene las fotos o videos privados del/la menor comienza a amenzarle con que haga lo que le pida o publicará esas imágenes.

Le dirá al/la menor que va a publicar las imágenes en redes sociales, que se las va a enviar a su familia y amistades y que le va a ver todo el mundo.

Pueden que quieran más videos o que intenten citarse con el/la menor en persona para abusar sexualmente de él/ella.

En este punto también puede haber accedido a la cámara web, contraseñas o información importante del dispositivo.

4. Comete abuso y agresión sexual

Si el/la menor, ante la presión de la situación, accede a las peticiones del acosador, puede ser víctimas de una agresión.

El acosador intentará conseguir más imágenes o mantener un contacto físico.

Si no se le para los pies al acosador la situación siempre se hará más y más grave para él/la menor, que puede encontrarse en una situación de riesgo para su vida.

 

 

Si te encuentras en una situación de grooming te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  • Habla con una persona adulta de confianza, con tu familia: el acoso sexual es un delito, y necesitas apoyo y protección

 

Que el acoso sexual se realice por Internet no quiere decir que no sea grave: sigue siendo acoso y  un delito que está perseguido por la Ley.

Nunca quedes en persona con el acosador, por muy grave que te parezca el chantaje, porque intentará agredirte y abusar de ti

  • Con la ayuda de tu familia y personas de confianza, recopila todas las pruebas que puedas sobre la situación de acoso, como pueden ser las conversaciones de chat y mensajería, las fotos, capturas de pantalla, direcciones de email, conversaciones grabadas de voz; en definitiva, cualquier prueba que pueda ayudar a la Policía a localizar al acosador.

  • Tu padre/madre/tutor/tutora legal debe poner una denuncia ante una de estas instancias:

  • Policía

  • Guardia Civil

  • Juzgado de Guardia

  • Fiscalía de menores

Proyecto Camaradas está desarrollado por Fundación Doña María Fundomar y subvencionado por Ayuntamiento de Sevilla

Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria

Dirección General de Igualdad y Cooperación

Servicio de la Mujer

Fundación Doña María Fundomar

C/Bergantín, 42

41012 Sevilla

954 62 70  75

607 33 52 36

Contacto:

talleres1@fundomar.org

www.fundomar.org